Poesía, Prosa

No me quieras tanto

No seas ilusa, no te vueles tanto… yo no te quiero, bueno… -si te quiero- si te quiero, pero no me quieras tanto, por favor. Ya te lo dije antes… es nada más para que sepas, no te enredes con mis sombras. Yo te quiero por ser quien soy: “un niño perdido, un resiliente de desgracias”; imán tienen mis botas de rocas en las que voy derecho -redondamente- a tropezar; no te engañes, yo te quiero si, es muy cierto, pero no te acerques tanto, no te vayan a robar tu fragancia mis desolados y largos suspiros que te alcanzan.

-¿Que me estoy equivocando? .

Claro que me estoy equivocando, por eso te quiero, precisamente por eso…

-¿Quién te ha dicho que te hablé para que me quieras?. Lo hago por mi, no por ti. Tu no me importas tanto; prefiero -a solas- ir al cine, y las novelas trágico cortas me valen más mis ganas de justificar los nudos atorados del pecho, del estómago, los dedos, la mente, mis ojos y mi garganta… disculpa no nomas el estomago traigo revuelto…

-Déjame hablar por favor…

Te quise desde antes de saberte y al verte sabia que ya te quería y también se que si acaso un día tu me quisieras querer -sería más por circunstancias, que por querer, quererme, eso me queda claro, como los tacones de tus altas zapatillas que te gustaba lucir tanto…

-¡No te estoy, gritando! Alzo la voz nomas para que no me cortes el rollo como de costumbre…

-Me dije, es ella…, “Esa mujer”, la de la prosa muerta pero no quemadas aún sus palabras, ahí entre las tumbas de letras y versos debe de haber un menisco si quiera de esperanza.

-Tiene que ser ella: “Esa mujer” -aferrado como todo el tiempo-

– Miren: luce perfecta para despreciarme, te lo digo en verso haber si así me dejas hablar.

Mirada afilada como navajas, cabello obscuro e intenso como mis noches, labios rojos sangre como la que abandona mi venas y baja por mis palmas.

#Mexluiso

Ya te habías ido por otra lado, pero diste la vuelta, volteando certera para donde yo estaba.

-Me la mandó Dios, ni modo ahora si, a sufrir con ganas, me dije yo.

-¿Me podrías pedir un Uber muchacho, se me descargó mi Cel?

¿Que no te acuerdas?

Yo no te chiflé, tu sola volteaste. ¿Por que lloras?,

¡SI NO TE ESTOY GRITANDO!

#PoesíaReal by #Mexluiso

Estándar
Citas, Cuento, Diario, Libro, Libros Electrónicos, Literatura, Poesía, Prosa

Poesía Iniciática (1st #luisobook – free)

Primer selección de poemas de lo que pretende ser un libro, el cual denominé “Poesía Iniciática , o, –Narrativa Precoz– pues, como su nombre lo dice, fueron mis primeros poemas expuestos a la luz pública en un certamen, en el marco del Festival Internacional de las Artes, Navachiste 2017. Evento celebrado todos los años en, la bien bautizada, Isla de los Poetas. Y, hay que decirlo, expuestos a la luz de la luna más magnifica que he visto en mi vida, de ahí por que es la isla de los poetas, cualquier que vea esa luna se convierte en poeta.

Están todos invitados, todos los años en Semana Santa ahí nos veremos.

Esto es un regalo especial para todos aquellos que han manifestado su afecto al bien comentar las locuras que digo.


A manera de PREFACIO 

por el mismo y María Marta Stangaleno

Poeta de colores que sabe tratar con sombra, poeta de lo cotidiano y sus enfados, poeta del alma y el alma de las cosas, la vida, sus cruces y diagonales. Sus poemas son un festín de palabras bien sazonadas, agridulces y quejidos de violines. Su poesía es distinta, toma su distancia, busca lo oculto, los caminos no andados, el escucha lo que callas, las cosas al revés. Su poesía no necesita marca registrada, va sin moldes o revisiones. Siempre sus movimientos y atajos pretenden la perfección, no le importa la estructura. Sus poemas están llenos de sorpresas, trampas, enigmas resueltos, y hombres que pretenden ser Santos. En ellos, uno emprende un viaje en un camino siempre nuevo, que no sabe dónde termina, por lo inusual, el vértigo o la armonía.


Sus comentarios son mi alimento, agradezco de antemano cada uno de ellos.

Luis Alberto Carvajal


Estándar